Niño enfermo de cáncer secuestrado por sus padres de un hospital

30 de agosto de 2014 04:34 PM

23 0

Niño enfermo de cáncer secuestrado por sus padres de un hospital

La Policía Nacional española encontró al niño británico de cinco años que el pasado martes fue sacado sin consentimiento médico por sus padres, ambos testigos de Jehová, de un hospital londinense en el que estaba ingresado por un tumor cerebral. Las creencias religiosas de los padres de Ashya King han sido el principal argumento para escapar con él y evitar el tratamiento con quimioterapia e intervenciones quirúrgicas.

El niño fue extraído de su habitación sin permiso médico del Hospital Southamton, Inglaterra. No es la primera vez que una familia que practica la religión de los Testigos de Jehová rechaza un tratamiento que requiere transfusiones de sangre.

La familia King fue localizada en el hostal Esperanza del núcleo de población de Benajarafe,en la carretera Málaga-Almería.

Naghemeh King y Brett King estaban con sus seis hijos en el momento de la detención. No tenían reserva y contrataron dos habitaciones familiares.

Hasta este punto de la Costa del Sol oriental se desplazó una ambulancia para trasladar al pequeño enfermo a un centro hospitalario, informa El País de Madrid.

El hecho ha generado profunda conmoción en Europa, ya que Ashya tiene un tumor cerebral y debe ser tratado con urgencia.

"¡ATENCIÓN, #MALAGA #Marbella! Buscamos a una familia de UK. Los padres le niegan tratamiento a un niño que lo necesita", anunció la policía en su cuenta oficial de Twitter a las 18H16 (16H16 GMT) junto a la fotografía de un niño aparentemente en una cama de hospital acompañado de una mujer. "En la Costa del Sol, familia con 6 niños, uno de ellos, el que necesita urgentemente tratamiento y le niegan los padres. Si les ves, ¡llámanos!", agregaba otro 'tuit' ocho minutos más tarde llamando a la colaboración ciudadana.

Las autoridades francesas y británicas había lanzado el viernes un llamamiento para encontrar a Ashya King, de cinco años y afectado por un tumor cerebral, e Interpol emitió una "alerta mundial" a los 190 países miembros de la organización policial internacional.

El niño estaba ingresado en un hospital de Southampton, en el sur de Inglaterra, de donde sus padres, Testigos de Jehová, lo sacaron el jueves para llevárselo a Cherbourg, en el noroeste de Francia.

Los médicos advirtieron que su vida corre peligro si no recibe su tratamiento.

Los Testigos de Jehová en Francia anunciaron el sábado haber pedido a sus miembros que señalen toda presencia de la pareja británica.

Fuente: subrayado.com.uy:80

A la página de categoría

Loading...