En memoria fílmica de Martínez Carril

16 de septiembre de 2014 03:21 PM

20 0

En memoria fílmica de Martínez Carril

Hoy y mañana se exhiben algunos de los filmes que cautivaron al crítico

A modo de homenaje Manuel Martínez Carril, crítico de cine y emblema de la Cinemateca Uruguaya, la institución cinematográfica culmina entre hoy y mañana un ciclo titulado In memoriam donde en el que desde el 30 de agosto y que comenzó con Acorazado Potemkin y culmina entre este lunes y mañana martes.

La propuesta para hoy tiene una sola película, El sacrificio, de Andrei Tarkovsky. Filmada en 1986 en la isla sueca de Faro y bajo la mirada atenta de Ingmar Bergman, el filme tiene entre su equipo técnico nada más y nada menso que a Sven Nykvist, director de fotografía de buena parte de la obra del director sueco, y en el elenco a Erland Josephson, asiduo colaborador de Bergman.

La obra es una joya tanto estilístico como en la sobriedad de una historia que Mañana martes el cilo se completa con tres filmes variopintos pero todos de producción uruguaya.

El primero de ellos es El pequeño héroe de Arroyo del Oro, película de 1929, dirigida por Carlos Alonso. Se refiere a los hechos verídicos del asesinato de un niño en la zona rural de Treinta y Tres. En el reparto tiene a un muy joven Alberto Candeau, quien muchas décadas después tendría su momento de gloria actoral cuando leyera la proclama del Obelisco en 1983. Va a las 17.30.

La segunda película del día es La historia casi verdadera de Pepita la pistolera, dirigida por Beatriz Flores Silva en 1993. Este filme comienza a las 18.35 y a las 19.45.

El tercer filme es 25 watts, Juan Pablo Revella y Pablo Stoll, de 2001. Se exhibirá solamente a las 21 horas.

Son tres películas diferentes, que marcan momentos especiales de la producción cinematográfica nacional.

El ciclo en homenaje a Martínez Carril repasó varias de sus películas favoritas a lo largo de su vida, con gustos tan diversos que fueron desde el cine mudo ruso fundacional (como Eisenstein y Dovzhenko), pasando por el cine de Wim Wenders, clásico como El ciudadano, de Orson Welles, películas del francés Alain Resnais y la nouvelle vague, el japonés Akira Kurosawa o su amadísimo Luis Buñuel.

La muestra fue representativa de lo que Martínez Carril valoraba en el cine de todas las épocas y todos los contextos.

Tomado en su conjunto, el ciclo significa un acercamiento a una forma de sensibilidad que agrupó cine autóctono e internacional bajo un criterio que formó generaciones de espectadores en Montevideo.

Fuente: elobservador.com.uy

A la página de categoría

Loading...