Entrevista con un personaje impredecible

16 de septiembre de 2014 03:21 PM

18 0

El humorista argentino Alfredo Casero conversó sobre su nuevo espectáculo, la libertad de expresión en Argentina y la marihuana, entre otros temas. Vea el video

El actor, conductor, humorista y músico argentino Alfredo Casero estuvo ayer en el estudio de El Observador TV. Allí conversó en una charla distendida con Cecilia Bonino, sobre su espectáculo Mi hemisferio derecho, que se presenta el viernes 19 de setiembre en el Teatro Metro y el sábado 20 en el Casino Nogaró en Punta del Este.

“Mi hemisferio derecho siempre está en la búsqueda de la belleza. Porque uno es como un perro, se tira donde está calentito. Este momento de mi vida tiene que ver con la belleza, a mí la oscuridad me emploma. En el mundo es mucho más vendible la oscuridad que la claridad”, dijo Casero, de 51 años, quien ha presentado su espectáculo en varios puntos de Argentina.

Al ser consultado por Bonino sobre si tuvo momentos más oscuros, el artista sostuvo que no atravesó grandes problemas y que: “Reviendo con el tiempo y comparando, uno se queja de lleno”.

No obstante, el intérprete del recordado programa humorístico Cha cha cha y de tiras como Vulnerables y Farsantes se refirió a los problemas que tuvo en su país luego de unas declaraciones en las que criticó al miembro de La Cámpora, Juan Cabandié, y al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Las declaraciones de Casero surgieron luego que el hijo de desaparecidos fuera filmado en 2013 en una cámara oculta amenazando a una agente de tránsito cuando procedía a retenerle el auto por circular sin seguro.

“En octubre del año pasado tuve un gran cimbronazo en mi vida. Me empecé a sentir mal porque me di cuenta de que no podía decir lo que me parecía. Porque hay un programa de televisión que te va a despedazar. ¿Qué tienen para despedazar? ¿Quieren decir que soy fascista? ¿Hay alguien más fascista que Uruguay que va a empezar a fumar faso?”, bromeó el humorista. “A mí me importa un pito cuáles sean los bandos, pero la libertad es una cosa que no la puede perder nadie, así esté equivocado”, agregó.

El artista se explayó en su pensamiento y habló de diversos temas como la mediocridad, la belleza y los medios de comunicación. “Sigue siendo el morbo lo que vende. Si los diarios de mi país no levantaran mis tweets para después comentarlos y la televisión no hiciera un programa con lo que la gente sube a Youtube, entonces tendríamos que utilizar una cosa que es más cara que se llama creatividad”.

Casero, quien nació en el barrio de Vicente López, habló también de su educación con los Hermanos Maristas en Luján. “Aprendí muchas cosas buenas y malas de la gente. Aprendí mucho para enseñarle a mi hijos. Tuve la suerte y la desgracia de que la única forma de contrarrestar la dureza de una institución para con la gente es ponerla en el problema de decir ‘ustedes quieren esto. Perfecto. Ahora ya te exigo a vos’. Eso lo aplico con todo en la vida”.

Del presidente José Mujica dijo que le “da la impresión de que puede enseñarle a los más jóvenes” y que le transmite confianza. “Cualquiera que es un poco parecido a la persona que dice ser es una persona interesante”, agregó.

El actor habló, además, de la marihuana, en relación a la ley uruguaya. “Yo no soy un gran fumador, fumo cuando tengo ganas y en determinados momentos. Me hace engordar muchísimo, me duele todo el cuerpo después y no me dan ganas de hacer nada”, comentó. “Si la querés fumar fumala de “Cayetano”. ¿Por qué hay que liberar la marihuana y no la cocaína?”, se preguntó. “Yo tuve muy mala experiencia con la cocaína. Tomé dos veces en la vida. Una vez no me pegó y la segunda estuve con hepatitis 11 días”. El intérprete aclaró que no es que esté ni a favor ni en contra de la ley, pero que le tiene un poco de miedo. “He visto a muchos de 40, 45 años que fumaron faso toda la vida y están quemados”.

Fuente: elobservador.com.uy

A la página de categoría

Loading...