Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Incontinencia fecal: un problema del que poco se habla en la población anciana

14 de junio de 2018 07:27 PM
6 0
Incontinencia fecal: un problema del que poco se habla en la población anciana

En este grupo etario se suelen dar con frecuencia dos realidades complejas: la incontinencia fecal y el estreñimiento. En ediciones anteriores hemos compartido las consideraciones sobre el estreñimiento; en cambio, en la actual entrega se hará foco en la pérdida de la capacidad de retener el contenido intestinal, sea cual sea su consistencia.

La incontinencia produce un impacto negativo en el adulto mayor, tanto desde el punto de vista físico -lesiones-, como afectivo -disminución de la autoestima- y social -aislamiento-. Además, incrementa el riesgo de sobrecarga del cuidador y de institucionalización, disminuyendo la calidad de vida.

Se asocia con una o varias alteraciones del mecanismo anorectal, por trastornos de la contractilidad o del automatismo muscular o a una denervación por lesión del nervio pudendo.

Un mecanismo a tener en cuenta es el colon catártico en el que se produce lesión del plexo mioentérico secundario al consumo crónico de laxantes. Los exámenes a solicitar dependerán de la o las causas planteadas y el tratamiento se ajustará a la etiología encontrada.

Si se asume que se trata de un proceso irreversible, entonces habrá que considerar las complicaciones locales en el perineo. La limpieza de la zona con toallitas húmedas y la utilización de barreras químicas con zinc disminuyen las lesiones locales; si aparecen lesiones micóticas deberán ser tratadas con agentes tópicos antimicóticos.

Entre los factores de riesgo más prevalentes asociados a esta situación están la inmovilidad y la demencia. Si la causa no se puede resolver de manera no invasiva, se tendrán que evitar las complicaciones.

La limpieza rápida de la zona tras la evacuación fecal evitará las complicaciones locales -como dermatitis-. En tanto, la utilización de protectores, los cuales actúan formando un revestimiento, impedirá la agresión de las heces y la orina que de producirse implicaría un riesgo de lesiones cutáneas con posible evolución a úlceras por presión.

Fuente: lr21.com.uy

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0